¿Tienes dificultades o sufres molestias
con algún movimiento?

Las posiciones que mantienes de forma habitual (sentado, de pie, acostado,…) y los gestos repetitivos que realizas durante tus tareas diarias y laborales generan adaptaciones que pueden limitar tu capacidad de movimiento contribuyendo a la aparición de lesiones.

Mediante la valoración de tu postura, movilidad, estabilidad y control motor detectaré las posibles causas que están provocando esas molestias, frenan tus progresos y reducen tu calidad de vida.

Recupera la funcionalidad y mejora tu rendimiento

PASOS PARA SOLICITAR EL INFORME
CON LOS RESULTADOS Y LAS RECOMENDACIONES

valoración funcional

Cuestionario de actividad y salud
Evaluación postural estática
Test motriz para analizar tu movilidad, estabilidad y control motor

EVALUACIÓN POSTURAL ESTÁTICA

¿Qué nos dice tu postura?

La postura indica la composición de las posiciones de todas las articulaciones del cuerpo humano en todo momento (Kendall, 1985)

 

La evaluación y el tratamiento de los problemas posturales pasan por detectar precozmente los alineamientos incorrectos, ya que dicha disarmonía provocará un estrés y una tensión innecesaria que afectará de forma directa a las diferentes estructuras del aparato locomotor (Sahrmann, 2006; Lesmes, 2007; Johnson J., 2012).

 

La mayor parte de los desequilibrios suelen ser de carácter funcional, por ello, suelen mejorar y corregirse utilizando tanto una buena higiene postural como una correcta prescripción de estiramientos analíticos y/o ejercicios de potenciación muscular localizada.

¿Cómo afecta a tu movimiento?

“Las especies que sobreviven no son las más fuertes, ni las más rápidas, ni las más inteligentes; sino aquellas que se adaptan mejor al cambio. En la lucha por la supervivencia, los más aptos ganan a expensas de sus rivales porque consiguen adaptarse mejor a su entorno.” – Darwin



Las tensiones detectadas en el análisis postural se producen durante el movimiento. Tanto las posiciones mantenidas durante largo tiempo como lo gestos repetitivos crean adaptaciones, al mismo tiempo, lo que dejas de utilizar, se pierde. 


El dolor es un sistema de alerta de que algo ha fallado. Por seguridad se generan cambios a nivel motor, es decir, movimientos compensatorios y poco eficientes. A su vez, el cerebro inhibe la participación de los músculos implicados como mecanismo de protección. A medio y largo plazo por la repetición defectuosa, se generan nuevos patrones incorrectos. 


Somos un organismo evolucionado que lucha por sobrevivir, por tanto, la eficiencia energética es uno de los factores que nos ayudará a lograrlo con mayor éxito.


Para qué determinar qué alteraciones se están produciendo y su posible origen, necesito analizar cómo te mueves y los rangos de movimiento puedes controlar.

Instrucciones

Realiza cinco fotos de cuerpo completo sobre un fondo claro donde te pueda ver de frente, de ambos perfiles, por detrás y en flexión.

No fuerces la postura para la foto, sé natural. Únicamente trata de colocar los pies con la anchura de tus cadera.

En caso de molestias cervicales, realiza tres fotos adicionales de la parte superior del tronco y la cabeza.

El análisis de las fotos me servirá para obtener indicios sobre posibles:

ALTERACIONES ESTRUCTURALES

DESEQUILIBRIOS EN LA MUSCULATURA

EVALUACIÓN MOTRIZ

Estos son los ejercicios o movimientos que necesito analizar para determinar posibles restricciones en tu movilidad articular e interferencias en tus patrones de movimiento.

 

Hazlo sin calzado para que pueda observar cómo se comportan tus pies.

 

En los test unilaterales realiza el ejercicio de ambos lados. Es importante que leas las instrucciones que aparecen en la descripción de cada test para que me aporte la información que necesito.

 

En el caso de que se produzcan incoherencias entre algunos test, te pediré algún otro ejercicio aclaratorio.

 

Si algún ejercicio te genera molestias o dificultades, anota qué sensaciones te produce. Puedes comentarlas en el video mismo si quieres. Si durante la ejecución pasa de un dolor leve, no lo hagas. Anota las sensaciones y en qué tipo de movimiento o fase ocurre.

 

Como máximo se puede alcanzar un 2-3, es decir, una molestia muy ligera.

test respiratorio y presión intra-abdominal (PIA)

Inspira tratando de llevar el aire hacia el abdomen para que éste empuje el suelo. 

Intenta hacer cinco respiraciones completas manteniendo esa presión abdominal contra el suelo y anota tus sensaciones. 

Bird dog

Desde cuadrupedia extiende un brazo y la pierna del lado opuesto y mantén la posición arriba unos segundos.

Bisagra de cadera

Ejecuta una inclinación frontal del tronco mediante flexión de cadera manteniendo la espalda lo más neutra (recta) que te sea posible.

La pica es opcional.

cadena posterior

Trata de tocarte los pies con las piernas totalmente extendidas y sin compensar llevando la cadera hacia atrás.

EXTENSIÓN COLUMNA VERTEBRAL

Separa progresivamente el pecho del suelo hasta llegar a la zona inferior de las costillas bajas sin llegar a despegar la zona anterior de la pelvis.

Puedes ayudarte con los brazos, flexionando los codos y colocándolos al lado del pecho para empujar el suelo.

Realizar con precaución y detener ante cualquier molestia.

flexibilidad de isquiotibiales

Eleva la pierna recta.

Detente si notas que la rodilla de la pierna elevada se flexiona, la pierna que está en el suelo se eleva o tu zona lumbar se aproxima al suelo.

Para controlar lo último puedes introducir los dedos debajo de tu zona lumbar.

Test de Thomas (flexores de cadera)

Flexiona la rodilla y llévala hacia el pecho aproximándola con las manos, sin que la lumbar se rectifique y se pegue a la superficie donde estás apoyada.

Procura que se vea bien qué sucede con la pierna que queda colgando, especialmente en la zona del glúteo y el muslo.

Realiza dos tomas de perfil, una para hacia cada la pierna que se estira y añade una toma de frente a ambas piernas.

FLEXIBILIDAD DE ADUCTORES

1. Siéntate con la espalda apoyada contra una pared y las rodillas flexionadas frente a tu pecho. Junta la planta de los pies y deja caer las dos rodillas hacia el suelo.

2. Desde la posición anterior extiende las rodillas hasta que tus piernas queden completamente estiradas y separadas lo máximo que sea posible una de otra. Mantén la postura erguida.

ROTACIÓN EXTERNA E INTERNA DE CADERA

1. Rotación externa: coloca las rodillas en la línea de la cadera (un puño de separación máximo). Lleva tu pie hacia el muslo opuesto sin que tu pelvis se balancee mediante una rotación.

2. Rotación interna: junta las rodillas y rota ambas piernas hacia el exterior. Permite que caigan hacia el suelo sin forzar.

Dorsiflexión de tobillo

Hazlo de rodillas contra una pared. 

Sitúa tu pie a cuatro dedos de distancia o 10 cm y trata de tocar con la rodilla en la pared.

La rodilla siempre debe ir por la zona externa, es decir, hacia el meñique dejando visible el dedo gordo del pie. Evita que la pelvis se gire o rote hacia un lado.

SENTADILLA

Realiza una sentadilla con los brazos extendidos. Trata de llegar con la cadera hasta la paralela al suelo.

Muy importante una toma frontal y otra lateral.

SINGLE LEG SQUAT

Es una variante de la sentadilla a una pierna.

Flexiona una rodilla a 90º y equilíbrate sobre la pierna de apoyo. Agáchate todo lo posible flexionando cadera, rodilla y tobillo y vuelve a extenderlas completamente hasta ponerte de pie. Realiza ambos movimientos sin apoyar la pierna elevada.

Repite 3 veces seguidas con cada pierna. Realiza una toma frontal.

TEST FLEXIÓN y rotación externa ACTIVA DE HOMBRO

Apoya tu espalda en una pared sin modificar sus curvaturas naturales. Separa tus pies unos 30 cm de la pared.

Coloca tus codos a la altura de tus hombros y lleva las manos hacia la pared. Busca tocar la pared con el dorso de las manos.

Después desliza tus codos y manos por la pared hasta extender completamente los brazos.

FLEXIBILIDAD PASIVA DE HOMBRO

Utiliza una pica (o palo de escoba) para comprobar la flexibilidad del pectoral y dorsal.

Evita que tu espalda se arquee durante el movimiento de tus brazos.

1. Agarra la pica con tus palmas mirando hacia el techo. Manteniendo los codos extendidos lleva el brazo lo más cerca que puedas del suelo. Trata de no compensar con la muñeca, mantenla alineada.

2. Agarra tu pica con las palmas de la mano mirando hacia ti. Manteniendo los codos extendidos lleva el brazo lo más cerca que puedas del suelo.

TEST DE ROTACIÓN INTERNA Y EXTERNA DE HOMBRO

Hazlo de ambos lados.

Trata de tocarte las manos por detrás de la espalda pero sin forzar. No busques escalar por tu espalda para llegar a contactar. Lo que te salga de forma natural.

FLEXIÓN Y EXTENSIÓN DE MUÑECA

 Apoya el antebrazo en una mesa  dejando la mano fuera.

Realiza una toma de perfil donde se aprecie la flexión y la extensión de la muñeca con los dedos completamente estirados.

¿TIENES DUDAS?

Envíame un mensaje para resolver cualquier incidencia o consulta respecto al envío de los datos solicitados.